¿Es posible evitar 125.000 muertes prematuras por contaminación del aire? Te contamos cómo en conRderuido.com, el portal de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre contaminación, salud y convivencia.

Un estudio de impacto en salud ha estimado por primera vez la carga de mortalidad atribuible a la contaminación del aire en más de 1.000 ciudades europeas.

La investigación, publicada en The Lancet Planetary Health, incluye un ranking de las ciudades europeas con mayor mortalidad atribuible a cada uno de los dos contaminantes del aire estudiados: 

  • partículas finas (PM2,5)
  • dióxido de nitrógeno (NO2)

Se trata de un proyecto liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en colaboración con investigadores del Swiss Tropical and Public Health Institute (Swiss TPH) y de la Universidad de Utrecht.

¿Es posible evitar 125.000 muertes prematuras por contaminación del aire?

Los resultados indican que si las ciudades analizadas cumplieran con los niveles de PM2,5 y NO2 recomendados por la OMS, se evitarían 51.000 y 900 muertes prematuras cada año, respectivamente.

Si todas las ciudades igualaran los registros de calidad del aire de la menos contaminada del listado, la mortalidad evitable sería notablemente mayor.

Serían 125.000 muertes prematuras evitables cada año gracias a la reducción de las concentraciones de PM2,5 y 79.000, por la reducción en NO2.

Tras estimar las muertes prematuras evitables en cada una de las ciudades, el equipo investigador estableció sendos rankings en función de la carga de mortalidad para cada uno de los dos contaminantes estudiados.

España, peores datos de mortalidad por contaminación del aire

“Hemos observado una gran variabilidad de resultados entre las distintas ciudades analizadas. Los peores datos de mortalidad asociada a NO2, gas tóxico asociado al tráfico rodado, se dan en ciudades grandes de países como España, Bélgica, Italia o Francia”, explica Sasha Khomenko, de ISGlobal.

“En cuanto a PM2,5, las ciudades con mayor carga de mortalidad se encuentran en la región italiana de la Llanura Padana, en el sur de Polonia y al este de la República Checa”.

“Esto se explica porque estas partículas finas son materia en suspensión producto de la combustión, no solo de los vehículos motorizados, sino también de otras fuentes, como la industria, la calefacción doméstica o la quema de carbón y de madera”, añade Khomenko.

“El porcentaje de la mortalidad natural que puede atribuirse a las partículas finas llega hasta un máximo del 15% en la ciudad de Brescia. En lo que se refiere al dióxido de nitrógeno, el porcentaje máximo se encuentra en el área metropolitana de Madrid, con hasta un 7% de la mortalidad natural”, detalla Khomenko.

Menor contaminación en ciudades del norte de Europa

En el lado opuesto del ranking figuran las ciudades con menor carga de mortalidad atribuible a la contaminación atmosférica, posiciones de privilegio que ocupan ciudades del norte de Europa, tanto en la clasificación de PM2,5 como en la de NO2.

La legislación europea no protege la salud

“Este es el primer estudio que estima la carga de mortalidad debida a la contaminación del aire a nivel de ciudades en Europa. Nuestros resultados apoyan la evidencia que indica que no existe un umbral seguro por debajo del cual la contaminación del aire es inocua para la salud.”

“También sugieren que la legislación europea actual no protege suficientemente la salud de las personas, por lo que los límites máximos permitidos de NO2 y PM2,5 deberían ser revisados”, declara Mark Nieuwenhuijsen, director de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal.

“Esperamos que las administraciones locales puedan usar estos datos para poner en marcha políticas de planificación urbana y del transporte encaminadas a mejorar la salud de las personas”, añade.

La legislación europea actual no protege suficientemente la salud de las personas, por lo que los límites máximos permitidos de NO2 y PM2,5 deberían ser revisados – Imagen: ISGlobal. 

Vida urbana, factores ambientales y salud

Este estudio forma parte del proyecto Ranking ISGlobal de ciudades. Es el primero de una serie de análisis destinados a estudiar el impacto en la salud de diversos factores ambientales propios de la vida urbana:

  • contaminación del aire
  • ruido
  • falta de acceso a espacios verdes
  • efecto isla de calor

Con el fin de poder consultar en detalle tanto los rankings como los datos de cada una de las ciudades, se ha creado la web www.isglobalranking.org.

Actualmente, se encuentra disponible en inglés, castellano y catalán y está previsto que en el futuro incorpore los datos del resto de análisis y rankings que se realicen en el marco del proyecto.



Impacto en la salud

El estudio ha seguido la metodología propia de los estudios cuantitativos de impacto en salud, comparando los niveles actuales de contaminación del aire en las ciudades con dos escenarios teóricos de mejora.

Utilizando como base la evidencia científica reciente sobre la relación entre los niveles de contaminación del aire y la mortalidad, el equipo científico ha calculado el impacto que ambos escenarios de reducción de la contaminación tendrían sobre la carga de mortalidad.

Para establecer los niveles medios de cada contaminante en cada una de las ciudades, se combinaron tres modelos matemáticos diferentes, tomando como referencia el año 2015 y comparándolo con 2018.

Los rankings de la contaminación se han elaborado a partir de una puntuación de carga de mortalidad asignada a cada ciudad. Las puntuaciones se han calculado con un algoritmo que tiene en cuenta las tasas de mortalidad, el porcentaje de mortalidad evitable y los años de vida perdidos por cada contaminante del aire.

La entrada ¿Es posible evitar 125.000 muertes prematuras por contaminación del aire? aparece primero en Con R de Ruido.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2021. Todos los derechos reservados.