¡Luchemos contra el ruido en las aulas! Esta es la consigna que os propongo a través del portal profesional conRderuido.com.

AG Bell International trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con sordera o hipoacusia.

La contaminación acústica es la segunda causa de enfermedad por motivos ambientales

Entre nuestros objetivos está concienciar de aquello que afecta al colectivo de ciudadanos con problemas auditivos, pero también a toda la sociedad.

La contaminación acústica es la segunda causa de enfermedad por motivos ambientales.

Además de pérdida auditiva, la exposición al ruido provoca estrés, trastorno del sueño, ansiedad, pérdida de memoria, patologías cardiovasculares o alteraciones del sistema respiratorio y del endocrino.

¡Luchemos contra el ruido en las aulas!

Especialmente grave es el efecto causado en el aprendizaje de los niños, máxime cuando en España seis de cada diez colegios sufren contaminación acústica en las aulas.

La American Speech Hearing and Language Association (ASHA) considera que el ruido de fondo de un aula no debe superar los 35dB ni el tiempo de reverberación los 0.6 segundos.

A medida que el ruido de fondo aumenta y supera dicha intensidad, los sonidos son menos audibles e inteligibles

A medida que el ruido de fondo aumenta y supera dicha intensidad, los sonidos son menos audibles e inteligibles.

Si el tiempo de reverberación es mayor, el habla reflejada llega más tarde al oído produciéndose una interferencia con el mensaje, aumenta el nivel de ruido de fondo y se tiene mayor dificultad para entender, aún en el caso de encontrarnos en un aula silenciosa.

Así que es fácil entender que, cuando se superan ambos índices, se produce un deterioro significativo de la comprensión del mensaje hablado que afecta a alumnos y a docentes, que se ven obligados a proyectar su voz a intensidades más altas.

Comparativa de la capacidad del reconocimiento del habla en niños con pérdidas auditivas leves y niños con audición normal, para diferentes valores de relación señal ruido – Figura adaptada de Crandell y Smaldino, 2000.

Efectos negativos del ruido en el entorno educativo

Son muchos los estudios que han mostrado los efectos negativos del ruido en el entorno educativo. Así se ha comprobado que repercute en:

  • Procesos de atención
  • Motivación
  • Memoria de trabajo
  • Lecto-escritura
  • Aprendizaje en general

El ruido influye en la salud del docente y da lugar a patologías de la voz, estrés, problemas de sueño y cardiovasculares

Este impacto en los resultados académicos se produce en todos los niños, especialmente en aquellos cuya primera lengua no es la lengua vehicular, en los que presentan dificultades de lenguaje y/o de atención y, muy especialmente, en los niños con discapacidad auditiva.

También influye en la salud del docente dando lugar a la aparición de patologías de la voz, aumento del estrés y problemas de sueño y cardiovasculares.

Una sociedad ruidosa como la española no demuestra tener la información ni la conciencia necesaria para reconocer la importancia de la accesibilidad auditiva en centros educativos y mucho menos plantearse el acondicionamiento acústico de los espacios destinados al aprendizaje.



Salud y aprendizaje

Por este motivo, AG Bell International ha publicado el documento “Accesibilidad auditiva en los centros escolares” con información y propuestas que permitan mejorar las condiciones acústicas, y por tanto la salud y el aprendizaje, en dichos entornos.

El documento proporciona medidas técnicas para acondicionar los espacios escolares y recomendaciones a la comunidad educativa para que tome conciencia del problema.

AG Bell International ha publicado el documento “Accesibilidad auditiva en los centros escolares” para mejorar las condiciones acústicas, la salud y el aprendizaje

Hay que ser consciente de que la contaminación acústica es fruto de la reverberación debida a los materiales de construcción y mobiliario, pero que también hay otros factores de origen externo (tráfico rodado o aéreo, actividades del exterior o en otras aulas) o interno (voces y actividad de alumnos, ruido de mobiliario, dispositivos como proyectores…)

Sólo conociendo cómo estos aspectos afectan a los espacios a tratar se podrá actual con éxito.

La primera actuación del centro educativo será nombrar un responsable en accesibilidad, a quien corresponderá evaluar las medidas que se pueden adoptar y proponer actuaciones.

Para facilitar esta labor, en el documento incluimos un cuestionario de valoración de accesibilidad auditiva tras la que, en algunos casos, pudiera ser necesaria una intervención técnica y requerir los servicios de una empresa o especialista en acondicionamiento acústico.

“¡Luchemos contra el ruido en las aulas!”, artículo de Carmen Abascal, directora de AG Bell International en conRderuido.com.

Implicación de los sectores del entorno educativo

Las soluciones propuestas son variadas, desde la planificación de los espacios y los materiales en función de la actividad a aquellas en las que se tiene en cuenta la fuente del ruido (interno/externo):

  • Atendiendo a la fuente de ruido con actuaciones concretas para el aislamiento (p.ej. doble/triple acristalamiento de ventanas).
  • Acondicionamiento (p.ej. instalación de paneles absorbentes).
  • Mantenimiento (p.ej. cambio de fluorescentes para evitar el ruido de los cebadores).

Resolviendo las carencias en accesibilidad auditiva se favorece el rendimiento escolar y la mejora de la salud de los docentes

Es un asunto muy serio como para improvisar: resolviendo las carencias en accesibilidad auditiva se favorece el rendimiento escolar y la mejora de la salud de los docentes.

La solución pasa por la implicación de todos los sectores del entorno educativo: dirección de los centros, profesores, familias, alumnos y asociaciones; sin olvidar a las administraciones local, autonómica y estatal. Entre todos podemos conseguir que el ruido salga de nuestras aulas.

La entrada ¡Luchemos contra el ruido en las aulas! aparece primero en Con R de Ruido.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2021. Todos los derechos reservados.