Insistimos en llamar la atención sobre el asunto de pérdida de audición y aislamiento social. Es importante saber que la presbiacusia o pérdida de audición asociada a la edad tiene una mayor incidencia a partir de los 65 años.

Si no se trata correctamente puede provocar aislamiento social en las personas mayores, al limitar progresivamente las situaciones de interacción.

Te lo contamos en conRderuido.com, portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre ruido, salud y convivencia.



Pérdida de audición y aislamiento social

“Desde la Fundación Edad&Vida hemos detectado que la pérdida de audición asociada a la edad provoca un aumento del aislamiento social de las personas mayores. Por eso, queremos concienciar de que la salud auditiva es clave para mantener una vida activa social”, explica Maria José Abraham, directora de la entidad.

El 94% de la población considera que la pérdida auditiva es un problema de salud que afecta al ánimo y que limita las relaciones sociales. Así lo recoge el estudio “Bienestar y salud auditiva de los españoles”, realizado por Aural Widex Centros Auditivos.

Tristeza y aislamiento

La pérdida auditiva aparece de forma progresiva. Cuando los demás se dan cuenta y la persona acepta el déficit, llega la tristeza y el aislamiento.

“Podemos detectar problemas de audición cuando observamos que la persona deja de hacer actividades en grupo, de participar en conversaciones, cambia su estado de ánimo o prefiere no salir de casa”, explica Marta Saiz, vocal de la Asociación Española de Psicogerontología.

De hecho, en los primeros estadios, las personas tienden a negar el problema y a culpar al interlocutor. Creen que es algo normal, asociado a la edad, y eso hace imprescindible el papel de su entorno para alertar sobre el problema.

Si la pérdida auditiva no se trata, la situación empeora y la persona con tiempo deja de oír más cantidad de sonidos en determinadas frecuencias. Va aumentando la dificultad de comprensión y poco a poco van quedando fuera de las conversaciones, por lo que tienden a aislarse.

Problemas cognitivos

Los problemas de audición pueden derivar en problemas cognitivos. La falta de estimulación genera un deterioro prematuro y acelera el proceso de envejecimiento, puntualiza Saiz.

El dato es relevante, casi el 40% de la población entre 35 y 65 años nunca se ha hecho una revisión auditiva.

Por eso, “cuando aparecen los primeros síntomas de pérdida auditiva es muy importante acudir al especialista. Los audífonos permiten volver a conectarse con el entorno, relacionarse de una forma óptima, evitando problemas de incomodidad social y de aislamiento. Mejoran la calidad de vida de las personas mayores”, apunta Jaume Forner, Gerente de la Escuela Aural Widex.

El dato es relevante, casi el 40% de la población entre 35 y 65 años nunca se ha hecho una revisión auditiva.

Volver a disfrutar de la vida

Según el IMSERSO, en España, hay cerca de 4,7 millones de hogares unipersonales, de los que 2 millones corresponden a personas mayores de 65 años. El papel de la familia y el entorno cercano es fundamental para detectar los primeros signos de la pérdida auditiva y buscar soluciones.

Detectar a tiempo la aparición de problemas auditivos es clave para evitar el aislamiento y volver a relacionarse socialmente.

Según Jaume Forner, “la gran mayoría de los pacientes coinciden en que deberían haberse hecho una revisión antes. Los audífonos les permiten recobrar la confianza en sus relaciones sociales”.



Señales de alarma de pérdida de audición

Para ello, es importante estar atentos a las señales de alarma frente a la pérdida de audición. Tal y como recoge el díptico de la web de Edad&Vida, algunas de las situaciones que nos pueden alertar sobre esta problemática son:

  • Cuando estoy en lugares con mucha gente hablando a la vez, siento un ruido constante que no me permite escuchar nada con claridad.
  • Prefiero evitar los eventos sociales o reuniones familiares porque me cuesta seguir las conversaciones, especialmente si me hablan más bajo.
  • Me cuesta escuchar el sonido del móvil y aunque oigo la conversación no la acabo de entender.
  • Necesito subir el volumen de la televisión para escucharla con claridad.
  • Estoy más triste, irritable y prefiero estar solo/a, sin hablar con los demás.


La solución existe

Una vez detectado el problema es importante dar el primer paso para solucionarlo:

  • Compartir con mi entorno la problemática, lo que estoy sintiendo.
  • Acudir al médico (otorrinolaringólogo) para que pueda realizar un diagnóstico y determinar si tengo pérdida auditiva: ¿qué la ha provocado y cómo podría mejorar?
  • Reservar una cita con un experto en un centro de audición para evaluar el nivel de pérdida. Y buscar la solución que mejor se adapte a mis necesidades para mejorar mi audición.

La entrada Pérdida de audición y aislamiento social aparece primero en Con R de Ruido.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2021. Todos los derechos reservados.