Aprendizaje de los menores y rendimiento académico. Abordamos un asunto que ocasiona incertidumbre y preocupación de padres y madres.

«Cuando hablamos de dificultades para el aprendizaje y/o trastornos de aprendizaje nos referimos a los problemas que un niño, adolescente o adulto, presenta para entender, razonar, leer, escribir, realizar operaciones matemáticas, teniendo una capacidad intelectual normal o incluso, superior a la media», explica Nuria Alía, psicóloga infantil y familiar del Hospital Quirónsalud Toledo.

Te lo contamos en jupsin.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre igualdad, educación y salud.



Aprendizaje de los menores y rendimiento académico

Las dificultades de aprendizaje pueden ser puntuales y debidas a circunstancias de contexto, personales, sociales o familiares.

«Factores como la presencia de altas capacidades, problemas conductuales, alteraciones emocionales (ansiedad-depresión), acoso escolar, circunstancias especialmente estresantes como la separación de los padres, u otros trastornos, como el TDAH, influyen negativamente en la capacidad de nuestros hijos para afrontar el proceso de aprendizaje con garantías de éxito», detalla la especialista.

Sin embargo, otros trastornos de aprendizaje, como la dislexia, la disgrafia o la discalculia, son trastornos del neurodesarrollo con base biológica, que afectan de forma permanente al proceso de aprendizaje.

Fracaso escolar, desmotivación y baja autoestima

Los problemas de aprendizaje se observan desde edades muy tempranas, aunque es verdad que empieza la preocupación mayor cuando las exigencias escolares superan la capacidad de afrontarlas por parte del alumno.

Para Alía «un abordaje inadecuado y/o tardío de los problemas de aprendizaje conducen a un bajo rendimiento académico y a una alta probabilidad de fracaso escolar y, por ende, a desmotivación, mayores problemas de conducta y baja autoestima…

… que además genera un malestar, no solo en el propio alumno, sino también en su familia, con la preocupación y angustia como manifestaciones principales».

Nuria Alía, psicóloga infantil y familiar del Hospital Quirónsalud Toledo.

La atención temprana, fundamental

Es por ello que la especialista considera que «una detección temprana es fundamental para prevenir problemas mayores».

«Pensar que es un problema de madurez, que se corrige con el tiempo, es una mala decisión. Perdemos un tiempo precioso para iniciar una intervención especializada en la atención de la problemática y poder ayudar a nuestros hijos a afrontar de manera eficaz sus dificultades de aprendizaje y prevenir posibles trastornos emocionales y conductuales que puedan derivarse», añade.

Psicólogo educativo

El psicólogo educativo es el profesional especializado en analizar y estudiar la forma en que aprendemos. Por tanto, es el profesional de referencia para tratar los problemas de aprendizaje.

«Su trabajo es establecer estrategias que permitan optimizar en los estudiantes sus habilidades cognitivas y competencias personales que sirvan para mejorar su proceso de aprendizaje…

… obtener mayor rendimiento académico, prevenir posibles alteraciones en el desarrollo emocional, madurativo, educativo y social. Y orientar en sus proyectos personales, vocacionales y profesionales de futuro», continúa Alía.

El tratamiento de las dificultades de aprendizaje y trastorno de aprendizaje deber ser necesariamente multidisciplinar.

«El psicólogo educativo debe trabajar siempre en colaboración y coordinación con otros profesionales. Especialmente con profesores y equipo de orientación de los colegios e institutos, sin olvidar a pediatras, neurólogos, psicólogos clínicos, logopedas…

… y, por supuesto, con la propia familia que, en definitiva, es el punto de apoyo para el desarrollo integral del hijo/a».


Unidad multidisciplinar y especializada en Toledo

Se establece una intervención individualizada sobre cada estudiante. Se efectúa una evaluación psicopedagógica por especialistas cualificados, que permite una exhaustiva recogida y análisis de la situación a través de: familia, escuela, médicos…

Posteriormente, utilizando técnicas y pruebas psicométricas con validez científicamente demostradas, se establece un plan de trabajo personalizado que recoge:

  • intervenciones a desarrollar
  • adaptaciones escolares necesarias
  • acompañamiento familiar preciso

Todo esto, para potenciar las habilidades y afrontar las dificultades de ese niño/a-adolescente en su proceso de aprendizaje y desarrollo personal.

Profesionales altamente cualificados

El Hospital Quirónsalud Toledo cuenta con un equipo de profesionales altamente cualificados, entre los que se encuentra una psicóloga educativa, pediatras, neuropediatra y logopedas que conforman la Unidad de Atención al niño, adolescente y sus familias.

Junto a otros profesionales del centro, como los equipos de Psiquiatría o Psicología Clínica, tratan de dar respuesta a la preocupación de los padres con respecto a los problemas de aprendizaje.

«Con este trabajo especializado, personalizado y multidisciplinar ayudamos a niños, adolescentes y familias a afrontar los problemas de aprendizaje y contribuimos a su bienestar».

La entrada Aprendizaje de los menores y rendimiento académico se publicó primero en Jupsin.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2021. Todos los derechos reservados.