El juego con dinero y el uso de internet son actividades ampliamente extendidas en nuestra sociedad. Esta es una de las principales conclusiones del Informe sobre Adicciones Comportamentales 2020, del Ministerio de Sanidad / Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas.

Así, entre 2019 y 2020, un 64,2% de la población de 15 a 64 años ha jugado con dinero en el último año de manera presencial, online o ambos, mientras que, un 94,5% ha usado internet con fines lúdicos.

El estudio apunta a una ascendente prevalencia de juego con dinero, en especial entre los grupos de menor edad en el caso del juego online, así como las cifras de posible juego problemático o trastorno del juego.

Te lo contamos en jupsin.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre igualdad.

Juego con dinero y comportamientos de riesgo

El estudio pone de manifiesto que el juego con dinero es una actividad ampliamente extendida en nuestra sociedad. El 64,2% de la población de 15 a 64 años ha jugado con dinero (presencial, online o ambos) en el último año (66,8% en hombres y 61,5% en mujeres).

Como en años anteriores, sigue observándose una gran diferencia entre la prevalencia de juego con dinero online (6,7%), y el juego de manera presencial (63,6%).

Respecto al juego con dinero online, el 6,7% de la población de 15 a 64 años refiere haber jugado con dinero online en el último año, dato que muestra una clara tendencia ascendente (3,5% en 2017).

El porcentaje es mayor en los hombres (9,1%) que en las mujeres (4,2%) y entre las personas más jóvenes, descendiendo su prevalencia a medida que aumenta la edad.

Apuestas deportivas

En la población que juega online, el juego que predomina entre los hombres son las apuestas deportivas (58,8%) mientras que, entre las mujeres predominan los juegos tipo loterías, incluidas primitivas o bonoloto, (45,5%). La cantidad máxima jugada en un solo día entre la mayoría de los jugadores se encuentra entre los 6 y los 30 euros.

En relación con el juego presencial con dinero, el informe revela que el 63,6% de la población de 15 a 64 años dice que ha jugado de forma presencial con dinero en el último año, cifra ligeramente superior entre los hombres (65,9%) que entre las mujeres (61,2%). Este dato parece confirmar también una tendencia ascendente desde el inicio de la serie (59,5% en 2017).

Según va aumentando la edad, mayor es el porcentaje de personas que han jugado con dinero de manera presencial en el último año pasando, en 2019/20, de un 31,4% entre los más jóvenes hasta un 77,1% entre la población de 55 a 64 años.

En la población que juega online, el juego que predomina entre los hombres son las apuestas deportivas (58,8%) mientras que, entre las mujeres los juegos tipo loterías, incluidas primitivas o bonoloto (45,5%).

Loterías y quinielas

Los juegos más habituales fueron las loterías a las que jugó un mayor porcentaje de personas (94,4%), seguidas de las loterías instantáneas (rascas) con un 24,9% y las quinielas de fútbol y/o quinigol (14,6%). 

Entre los hombres las quinielas de fútbol son la tercera elección a la hora de jugar dinero de manera presencial mientras que, entre las mujeres, este puesto lo ocupa el bingo.

De la misma manera que en juego online, la mayor cantidad de dinero gastada en un solo día se sitúa en el rango de 6 a 30 euros.

Juego problemático o trastorno del juego

Como apunta el informe, el uso de juego con dinero tiene una alta prevalencia en la población española. En la encuesta EDADES 2019/20 se ha utilizado de nuevo una escala específica, basada en los criterios diagnósticos DSM-V, para poder obtener una aproximación a este fenómeno a nivel poblacional.

Así, en 2019/20, un 1,6% de la población de 15 a 64 años realizaría un posible juego problemático (DSM-V ≥1 y <4) y un 0,6% presentaría un posible trastorno del juego (DSM-V ≥4).

Cuando se compara la manera de jugar de la población en general con los individuos que muestran un posible juego problemático, vemos que estos presentan una mayor frecuencia de juego y un mayor gasto de dinero en un solo día.

También se observa que los posibles jugadores problemáticos presentan mayor prevalencia de comportamientos de riesgo, como: intoxicaciones etílicas, “binge drinking”, consumo de riesgo de alcohol y consumo de tabaco diario.

Tipos de juegos entre la población de 15-64 años con dinero online o de manera presencial en los últimos doce meses (%). España, 2029/2020. Fuente: OEDA. Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES).

Uso compulsivo de internet

El estudio también pone de manifiesto que el uso de internet está ampliamente extendido en la población española. Según la encuesta EDADES 2019/20, prácticamente la totalidad de la población ha utilizado internet con fines lúdicos alguna vez en la vida (95,3%), en el último año (94,5%) y en el último mes (93,8%).

Por edad, las mayores prevalencias (alrededor al 98%) se observan entre los individuos de 15 a 44 años, mientras que la prevalencia desciende hasta un 85% en los mayores de 55 años, sin apenas diferencias entre hombres y mujeres.



Escala CIUS

Como herramienta para estimar el potencial uso compulsivo de internet, se utilizó la escala CIUS (Compulsive Internet Use Scale).

Su análisis indica que, entre 2019 y 2020, un 3,7%, de la población de 15 a 64 años ha realizado un posible uso compulsivo del internet. Este valor apenas presenta diferencias por sexo y supone un incremento respecto a lo detectado en 2015 y 2017.

La prevalencia es superior entre los más jóvenes (11,3% en el grupo de 15-24 años), patrón que se mantiene en las sucesivas ediciones de la encuesta EDADES.

La prevalencia de consumos intensivos de alcohol (intoxicaciones etílicas y “binge drinking” en los últimos 30 días) y consumo de cannabis en los últimos 30 días entre la población de 15 a 64 años con un posible uso compulsivo de internet es superior a la que muestra la población general de 15 a 64 años.

La entrada Juego con dinero y comportamientos de riesgo se publicó primero en Jupsin.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2021. Todos los derechos reservados.