La sociedad discrimina a 2 millones de personas con pérdida auditiva. El dato es tan importante como preocupante.

Te lo contamos, desde miaudifono.com, en jupsin.com, el portal de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre igualdad y salud.



La sociedad discrimina a 2 millones de personas con pérdida auditiva

Tenemos muy interiorizado cederle el sitio en el metro a una persona mayor o con una lesión física. También estamos acostumbrados a ayudar a una persona invidente a cruzar la calle.

Pero, ¿qué ocurre con las minusvalías invisibles? En España, más de dos millones de personas sufren pérdida auditiva y suelen ser olvidados desde muchos ámbitos de la sociedad: cultura, transporte, arte, sanidad…

Barreras para las personas con pérdida auditiva

Lamentablemente, la sociedad en la que vivimos no es 100% inclusiva y las personas con algún tipo de discapacidad suelen enfrentarse a numerosas trabas que les hacen sentir discriminados.

En el caso de las personas sordas, su principal barrera se encuentra en el ámbito de la comunicación.

La falta de intérpretes de lengua de signos, por ejemplo, hace que muchas veces sea imposible llevar a cabo gestiones de la vida cotidiana. 

  • El 57% de personas sordas encuentra dificultades en las actividades socio-culturales como ir al cine, al teatro o a un concierto.
  • Y el 24% suele encontrar impedimentos en el ámbito informativo para realizar trámites y gestiones. 

La discriminación también puede producirse cuando, en una situación concreta, se trata a una persona sorda peor que al resto simplemente por su su discapacidad auditiva o su incapacidad para comunicarse. 

Muchas empresas prefieren no incluir a las personas sordas dentro de su plantilla por miedo a que sea muy costoso o difícil su adaptación.

Discriminación en el día a día

La falta de participación en la sociedad es una de las principales preocupaciones de las personas sordas.

La imposibilidad de acceder a determinada información les hace vivir, muchas veces, en un doble aislamiento que les impide ser personas independientes y autosuficientes en muchos ámbitos de su vida. 

Educación

En un ámbito tan importante como la educación, un alto porcentaje de alumnos con lesiones auditivas ha denunciado las condiciones de las instituciones, por ser insuficientes y dificultar su integración y aprendizaje dentro del aula. 

Trabajo

En cuanto a lo laboral, las personas sordas también se tienen que enfrentar a numerosos impedimentos. Muchas empresas prefieren no incluirlas dentro de su plantilla por miedo a que sea muy costoso o difícil su adaptación.

Sin embargo, los continuos avances tecnológicos han facilitado la comunicación con una persona sorda dentro del ámbito profesional: correos electrónicos, mensajería instantánea, videollamadas.

En España, más de dos millones de personas sufren pérdida auditiva y suelen ser olvidados desde muchos ámbitos de la sociedad: cultura, transporte, arte, sanidad…

Transporte y hospitales

Algo tan sencillo y cotidiano como el transporte público también necesita adaptarse a las personas sordas.

En Andalucía, sus ciudadanos han pedido que se incorpore el SVisual (video-interpretación) en el servicio de autobuses, tanto diurno como nocturno.

Por otro lado, en la Comunidad Valenciana se está valorando incorporar el SVisual en las urgencias de los hospitales. 

Audífonos contra la discriminación

Está claro que aún queda mucho por hacer y la sociedad necesita seguir avanzando y dejar de ignorar a este sector de la población.

Desde miaudifono.com, proponen una solución para mejorar la calidad de vida de las personas con deficiencia auditiva: los audífonos. Estas son sus principales ventajas:

  • Favorecen la comunicación, mejoran las relaciones sociales y familiares y fomentan la creación de nuevos vínculos afectivos. 
  • Ayudan a la salud mental, hacen que sientan más seguros e independientes.
  • Aumentan la capacidad de concentración que les permite ser más productivos y eficientes en sus actividades. 
  • Reducen el agotamiento físico y mental que supone tener que esforzarse continuamente en entender los estímulos de su entorno. 
Desde miaudifono.com, proponen una solución para mejorar la calidad de vida de las personas con deficiencia auditiva: los audífonos.

Prejuicios sobre las personas sordas

La visión general que se tiene sobre las personas sordas está distorsionada a causa del desconocimiento y los mitos en torno a esta discapacidad.

Existen muchas creencias erróneas relacionadas con las personas con hipoacusia que favorecen su discriminación. Estas son algunas: 

  • Utilizar la palabra “sordomudos”: la sordera y la mudez son deficiencias completamente diferentes. Muchas personas sordas pueden hablar, pero dada su incapacidad para recibir estímulos auditivos no han podido desarrollar el lenguaje. 
  • La lengua de signos es universal: cada país tiene su propia lengua, aunque puedan existir elementos en común. 


  • Aprender el alfabeto en lenguaje de signos: esa no es la manera de comunicarse con una persona sorda ya que la lengua de señas funciona con otros códigos. 
  • Los sordos saben leer los labios: no es un talento intrínseco que tienen todas las personas con daños auditivos. Si la persona sorda no ha recibido una educación y un entrenamiento adecuado, no se convertirá en un labio-lector por arte de magia.
  • Los audífonos curan la sordera: aunque estos dispositivos digitales mejoran su calidad de vida, las personas con problemas de audición severos siguen teniendo dificultades a la hora de escuchar determinados sonidos en según qué ambientes y situaciones. 
  • Los sordos no pueden conducir: esta afirmación tampoco es del todo exacta ya que sí es posible en algunas ocasiones, siempre y cuando se realice una evaluación previa.

¡Atención a los medicamentos ototóxicos!

Te invitamos a conocer a 5 médicos y científicos pioneros en Audiología

Las 10 patologías del ruido más frecuentes

¿Existe relación entre el ruido y las migrañas?

La entrada La sociedad discrimina a 2 millones de personas con pérdida auditiva se publicó primero en Jupsin.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2022. Todos los derechos reservados.