Así debes congelar y descongelar los alimentos para evitar intoxicaciones. Y la pregunta del millón, ¿por qué NO recongelar un alimento descongelado?

La congelación es un buen método para conservar alimentos, pero debe hacerse correctamente para que no pierdan propiedades.

La descongelación debe hacerse adecuadamente para evitar la multiplicación de bacterias. Estos son los consejos que ofrece la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid.

La congelación debe ser rápida

Se favorece mediante congeladores potentes, limpios, con espacio suficiente e introduciendo envases pequeños y previamente enfriados en la nevera, sumergidos en agua con cubitos de hielo o manteniéndolos un rato bajo el chorro de agua fría.

La descongelación debe ser lenta  y a temperaturas de refrigeración

Es recomendable sacar la comida del congelador con una antelación de 12 horas y dejarla en la nevera sobre un plato o bandeja que recoja el líquido que se genere.

Te lo contamos en pereznoesraton.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre tu salud y bienestar en el día a día.



Así debes congelar y descongelar los alimentos para evitar intoxicaciones

La congelación es un método seguro de conservación de alimentos que prolonga su vida útil. 

Si éstos se mantienen a temperaturas constantes de -18ºC o inferiores, se inactivan los microorganismos que alteran los alimentos y provocan enfermedades. 

La congelación no destruye esos microorganismos, que se reactivan con la descongelación al llegar a determinadas temperaturas que propician su multiplicación.

Sigue estos consejos para congelar alimentos

  • Protege siempre el alimento: emplea recipientes, bolsas, papel transparente o papel de aluminio aptos para uso alimentario.
  • Emplea envases estrechos y planos para facilitar la congelación rápida del centro del producto.
  • Divide en porciones las grandes cantidades para facilitar que se congele de forma rápida y uniforme y así poder descongelar posteriormente la cantidad justa que vas a consumir.
  • En el caso de los líquidos, deja un espacio sin contenido, ya que el volumen aumentará al congelarse.
La congelación es un método seguro de conservación de alimentos que prolonga su vida útil. La descongelación idónea debe ser lenta  y a temperaturas de refrigeración.
  • Es recomendable que escaldes los vegetales crudos antes de congelarlos.
  • Etiqueta o rotula en el envase la fecha de congelación y el producto de qué se trata e incluso la cantidad del mismo. Por ejemplo: el número de raciones, filetes… que contiene.
  • Al acabar de cocinar un plato, se recomienda refrigerarlo 1-2 horas antes de introducirlo en el congelador, para que la congelación sea más rápida y la calidad del producto se mantenga.
  • Mantén limpio el congelador y elimina el hielo de las paredes cuando se forme.
  • Por razones de calidad, no se aconseja conservar los alimentos que se hayan congelado en el hogar durante más de 3 meses.
  • En el caso de alimentos comprados congelados, se debe respetar las fechas indicadas por el fabricante. Pasado ese tiempo empiezan a desecarse por el frío y otras alteraciones.
Es recomendable sacar la comida del congelador con una antelación de 12 horas y dejarla en la nevera sobre un plato o bandeja que recoja el líquido que se genere.

Así debemos descongelar los alimentos

  • Nevera: conviene colocar el envase sobre un plato o bandeja para que el líquido que se desprenda no contamine otros alimentos.
  • Microondas: es mejor descongelar el alimento en pequeñas porciones, parando de vez en cuando y removiendo el contenido. De esta forma se facilita la descongelación uniforme y se evita que se caliente el exterior y permanezca congelado el interior del alimento. Conviene cocinar inmediatamente estos alimentos, ya que alguna parte ha podido comenzar a cocerse.
  • Lee siempre el modo de preparación del alimento recomendado por el fabricante: hay ciertos alimentos, como las verduras troceadas que se venden congeladas, que pueden cocinarse directamente sin descongelar.

La descongelación idónea debe ser lenta y a temperaturas de refrigeración: es recomendable sacar la comida del congelador con una antelación de 12 horas y dejarla en la nevera sobre un plato o bandeja que recoja el líquido que se genere.



¿Podemos recongelar un producto descongelado?

La respuesta es tajante, NO. Al descongelar un alimento se activan de nuevo los microorganismos que pueden causar toxiinfecciones alimentarias, al igual que ciertas enzimas que lo van descomponiendo.

A medida que transcurre el tiempo a temperaturas intermedias, aumenta el número de microorganismos presentes en el alimento y se van descomponiendo sus nutrientes.

No recongelar carne cruda descongelada

Por tanto, ha disminuido tanto la seguridad (ya que aumenta el contenido de bacterias que pueden liberar toxinas) como la calidad del alimento (se quedará más seco, insípido).

No recongelar carne cruda descongelada. Una forma de evitarlo es planificar adecuadamente las comidas y congelar por raciones previstas de consumo.

Sí se puede congelar una comida cocinada, aunque parte de sus ingredientes hubieran estado congelados previamente.

The post Así debes congelar y descongelar los alimentos para evitar intoxicaciones appeared first on Pérez No Es Ratón.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2022. Todos los derechos reservados.