¿Qué es y qué debes saber sobre la resonancia cardiaca de estrés? Responde a diversas cuestiones sobre esta prueba diagnóstica la Doctora Angélica Romero Daza, especialista en Cardiología del Hospital La Luz – Quirónsalud.

Te lo contamos en conideintelligente.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre innovación, tecnología y salud.



¿Qué es y qué debes saber sobre la resonancia cardiaca de estrés?

La resonancia cardiaca de estrés es una prueba diagnóstica que estudia la presencia de isquemia o falta de riego sanguíneo en alguna zona del músculo cardiaco.

Además, esta prueba también nos permite conocer la función global del corazón, la presencia y extensión de infartos previos y otras alteraciones cardiacas como problemas en las válvulas.

¿En qué consiste?

El paciente se introduce en un resonador o máquina de resonancia durante aproximadamente 45 – 60 minutos. En este tiempo, esta vigilado y con monitorización de las constantes vitales.

Se canaliza una vía venosa en el brazo para la administración de un fármaco, generalmente regadenosón, que produce un estrés o esfuerzo del corazón de forma rápida y controlada.

Después, se inyecta una pequeña cantidad de contraste especial para resonancia que permite visualizar las zonas de isquemia.

¿Qué puedo notar durante la prueba?

El fármaco más empleado para esta prueba se llama regadenosón. Es un fármaco muy seguro y con pocos efectos secundarios.

Los más frecuentes son: sensación de falta de aire transitoria, calor y aceleración del corazón de escasos segundos de duración que no implica mayor complicación.

La resonancia cardiaca de estrés es una prueba diagnóstica no invasiva, fiable y segura para el estudio de dolor torácico. Aporta información sobre la isquemia miocárdica, permite un estudio completo de la función global del corazón, estado de las válvulas y presencia de miocardiopatías.

¿Cuáles son los riesgos?

Es una prueba muy segura y es extremadamente rara la aparición de efectos adversos.

Entre los descritos se encuentran la reacción alérgica al fármaco o al contraste, hipotensión, dolor torácico, arritmias cardiacas o convulsiones.

¿Cómo debo prepararme?

Es aconsejable acudir a la prueba en ayunas de al menos 4 horas. Para conseguir el máximo efecto del fármaco es aconsejable no tomar cafeína, chocolate o té en las últimas 24 horas.

El especialista, previamente, te solicita que suspendas, si los tomas, fármacos conocidos como beta-bloqueantes unas 48 horas antes.

¿Qué ventajas aporta esta prueba?

Otras pruebas diagnósticas no invasivas para la detección de isquemia miocárdica son la ecocardiografía de esfuerzo físico o farmacológica y el SPECT cardiaco.

Respecto a estas pruebas, la resonancia aporta ventajas para la visualización directa del corazón, ya que no depende de la forma del tórax del paciente o de la experiencia del examinador. Este inconveniente lo podemos encontrar en algunos pacientes a la hora de hacer la ecocardiografía.

El fármaco empleado es muy seguro.



No invasiva, fiable y segura

Es una prueba ideal para pacientes que no pueden hacer esfuerzo físico o no pueden realizar el esfuerzo suficiente para que la prueba sea válida.

No emite radiación como ocurre en el caso del SPECT o el TAC cardíaco y permite una valoración completa de la función cardiaca.

Por lo tanto, la resonancia cardiaca de estrés es una prueba diagnóstica no invasiva, fiable y segura para el estudio de dolor torácico.

Además de aportar información sobre la isquemia miocárdica, permite un estudio completo de la función global del corazón, estado de las válvulas y la presencia de otras miocardiopatías.

La entrada ¿Qué es y qué debes saber sobre la resonancia cardiaca de estrés? se publicó primero en Con I de Intelligente.

Suscríbete ya a nuestra newsletter

IPDGrupo © 2023. Todos los derechos reservados.